martes, abril 22, 2008

Un final reñido yo no vuelvo a ver...

Cuando colgamos la encuesta que está a la izquierda de la pantalla, creíamos que Picolotti iba a ganar por afano. Lubertino estaba un poco de relleno, otro poco porque Lucas la candidatea a presidente; y también porque la acción de más alto perfil del INADI desde que ella es su directora fue denunciar al Gato de Verdaguer, lo cual es insólitamente zonzo.

Vemos, sin embargo, que Romina y María José están en un duelo cabeza a cabeza, un final reñido como aquel del tango de Le Pera. Esto indica a las claras que entre los lectores del blog hay gente que piensa que estamos equivocados y que hay funcionarios tan o más inútiles que Picolotti. Ahora bien, también está claro que, si este desconcepto de Lubertino está difundido en estas proporciones entre los no-lectores, Lucas se quedó sin presidenciable.

Oiga Farolera, ¿para usted esta encuesta se ajusta o no a las exigencias técnicas?

----

Update: Finalmente, fue Romina Picolotti quien se impuso en la encuesta como la funcionaria más inútil de este gobierno. Los resultados finalmente fueron: Picolotti, 16 votos; Lubertino, 10; y Lousteau, 2. No obstante, no deja de llamar la atención que, el considerado menos inútil de los tres, se encontrara desempleado antes que cerraramos la encuesta.

4 comentarios:

La Farolera dijo...

Aureliano, me extraña. Para mí, cualquier encuesta diseñada por usté es de lo más confiable...

Aureliano Buendía dijo...

Ufff. No sabe lo tranquilo que ahora me quedo. Estaba muy agobiado. Temí que su próximo posteo fuera una despiadada crítica de mi muy humilde sondeo de opinión.

la farolera dijo...

Lo sé, lo sé. Por eso aclaré. Pierda cuidado nomás, Coronel... usted tiene fueros en mi blog. Ahora, sea bueno y cédame la última palabra, si? Déle.

Aureliano Buendía dijo...

Parece que Picolotti ha remontado la competencia y, a esta altura, esos seis votos (teniendo en cuenta el caudal de visitas del blog) los suponemos ya ireversibles.

[Farolera: dude si postear este comment; como hablo de otra cosa, creo que no le quita la última palabra]