domingo, diciembre 30, 2007

Verdad, Justicia, Memoria



Esta noche se cumplirán tres años de una de las mayores tragedias vividas por la Ciudad de Buenos Aires. En ella encontraron la muerte casi doscientas personas y varios cientos más resultaron heridas. Una tragedia que, tal como se da cuenta acá, se continúa día a día en sus sobrevivientes. Una tragedia que ha marcado la memoria colectiva de la Ciudad.

Desde este humilde lugar dedicamos el último posteo de este año como un homenaje a las víctimas, como un abrazo fraterno a todos aquellos que perdieron seres queridos, como una parada más en esta marcha pidiendo justicia.

[La foto original corresponde a Damián Buonamico y la encuentran acá.]

miércoles, diciembre 26, 2007

Mi pie izquierdo



La capacidad de un politólogo para explicar el comportamiento de sus objetos de estudio a veces se ve por completo superada. Al humilde y leal entender de quienes hacemos este blog, debe haber pocas (pero muy, muy pocas) formas más estúpidas para empezar un período de gobierno como el anuncio de dar prioridad a los porteños en los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires. Polémica garantizada, beneficios dudosos.

Primero, la polémica garantizada. Por un lado, no pocos argumentan en términos de la justicia/injusticia de la medida: unos alegan que con sus impuestos (tasas municipales) financian el sistema sanitario porteño y, por ese motivo, les corresponde ser sus principales usuarios; los otros responden con un conjunto más nutrido de argumentos, que van desde la solidaridad implícita en el sistema de salud pública(*) hasta la reciprocidad en el trato entre distritos, como se dice por acá. Personalmente siento que el segundo grupo de argumentos es más sólido, pero más allá de mis opiniones, me limito a dar cuenta que sobre este eje se han desarrollado los cruces de unos y otros. Sin embargo, ese no es el foco central del posteo.

Segundo, los (dudosos) beneficios. Por otro lado, todos sabemos que ningún actor político razona en términos de justo/injusto, sino más bien en términos de costo/beneficios. Entonces la pregunta se reformula en términos de: ¿los beneficios esperables de esta medida, de indudable incorrección política, son mayores que sus costos?

Una aproximación somera sugiere que no. ¿Por qué? La Ciudad de Buenos Aires se trata del distrito argentino donde puede observarse la mayor proporción de votantes que comparte valores posmateriales y esta medida parece más cercana a una lógica de la supervivencia (valores materiales), que a un estilo de vida humanista, casi diría post-política y post-historia.

Una segunda mirada podría sugerir lo contrario. Los votantes macristas fueron, tal como indicaba el Criador acá y acá, un mix similar a la elección de Menem en 1995: sectores altos (muy) y sectores bajos (muy). Los votantes de nivel socioeconómico bajo podrían tener una preferencia intensa en ser privilegiados sobre los vecinos del conurbano en la atención médica, mientras que los sectores medios (opositores) y altos (macristas) tendrían preferencias menos intensas, porque usualmente están cubiertos por redes de servicios médicos (sindicales, pre-pagas, etc.).

Ahora bien, una tercer mirada parte de suponer que la Ciudad y su periferia son una unidad sociológica, donde los lazos sociales se continúan más allá del Riachuelo y la Gral. Paz. Es posible que Doña Rosa se beneficie de la medida, pero también es muy probable que la hermana o la hija de Doña Rosa, que viven en Florencio Varela o Fiorito se vean perjudicadas. En ese caso, ¿Doña Rosa va a estar a favor o en contra de la medida? ¿Doña Rosa prefiere que la atiendan a ella o la su nieta recién nacida? Bueno, ya la cosa no parece tan clara.

Si a eso sumamos la polémica con la que empezamos arriba, los beneficios de la medida se escurren entre los dedos como el agua. Creo que a Mauricio le hubiera convenido más empezar su gestión construyendo una imagen amigable, como diciendo "¿Vieron que no soy un vampiro?". Pero bueno, a Mauricio no lo asesoramos nosotros; y decidió arrancar con su pie izquierdo.

(*) Decíamos recién: La Ciudad y su periferia son una unidad sociológica. Y los sectores más pobres de esa sociedad residen (casi en su totalidad) en la periferia, motivo por el cual cualquier política pública local necesita incluir el Conurbano para poder concebirse como "solidaria".

sábado, diciembre 22, 2007

Luca. 1987-2007


Posteo breve para recordar que hoy se cumplen 20 años de la partida de Luca Prodan. Cuando murió tenía apenas 37 años, pero antes de dejarnos revolucionó la escena del rock argentino.

Llegó a la Argentina en 1980 escapando de la heroína y desde su llegada se convirtió en un activo generador de bandas, introduciendo nuevos géneros en la escena local. Sin embargo, su nombre siempre será asociado con Sumo.

Tras la fugaz participación de la baterista Stephanie Nuttal, la formación de Sumo fue: Prodan (voz), Germán Daffunchio (guitarra), Alejandro Sokol (batería) y Diego Arnedo (bajo). Más tarde se unió Roberto Petinatto como saxofonista y, en 1984, Sokol dejó la banda, a la que entonces se sumaron Alberto Troglio (batería) y Ricardo Mollo (guitarra). Y esa fue la formación definitiva que perduró hasta la disolución del grupo: Prodan, Daffunchio, Arnedo, Mollo, Troglio y Petinatto.

Muchas paredes de Buenos Aires le dedican silenciosos homenajes. Algunos blogs recogen estos anónimos testimonios. Aquí lo recordamos con su propia voz, en una de las tantas entrevistas que se pueden encontrar en la red, en esta ocasión hablando de su visión del rock en la Argentina de los 80s.



Up-date: Al Coronel no le gustan hacer correcciones a posteos colgados, más allá de los 5' iniciales, en que usualmente descubre algún que otro error. Pero París bien vale una misa y este posteo bien vale una excepción.

domingo, diciembre 16, 2007

Joda

Estoy de acuerdo con que el caso de la (ya famosísima) valija del Mr. Antonini Wilson es un tema insignificante. Digamos, un aporte (turbio o transparente, poco importa) de unos 800 mil dólares en una campaña nacional es muy poca cosa.

Por otra parte, se puede observar un notable doble standard al hablar del asunto. Numerosas organizaciones extrnajeras hacen regulares y sustantivos aportes a los partidos locales, no sólo en Argentina sino en toda la región, aunque por supuesto (ay!) de forma bastante más transparente. Y yo no vi a nadie que se rasgue las vestiduras por recibir aportes de la Konrad Adenauer o la Friederich Ebert.

Pero decir que esto es una gran conspiración internacional, que a la valija se la plantaron a CFK en la campaña o que hay "muchos indicios" de que Mr. Antonini Wilson es un agente de la CIA ya es mucho. Se me ocurre que hay muchos más indicios de que el viaje en avión fue fletado por el Estado argentino, que los que iban en el avión eran funcionarios de este gobierno y del gobierno venezolano y que todos sabían qué estaba pasando. Y, la verdad, si no pasó nada no entiendo porqué echaron a funcionarios en ambos países.

Honestamente, antes que los chistes de D'Elía, prefiero al Gato de Verdaguer.


sábado, diciembre 15, 2007

Parecidos

(o sobre cómo homenajear a Torre sin ponerlo al tanto)

Algún tiempo atrás estaba leyendo un libro sobre política argentina del período que va desde el golpe de Onganía hasta el golpe (millones de veces más infausto) de Videla. Y a medida que avanzaba en el relato tenía la permanente sensación de estar leyendo algo muy conocido, casi diría que era como vivir un permanente deja vú. Hasta que en un momento me dije "Ahora sé dónde leí esto antes", me levanté del asiento, fui a la biblioteca y encontré este párrafo de Juan C. Torre, en El gigante invertebrado. Los sindicatos en el gobierno, Argentina 1973-1976:

Perón había sido lúcidamente consciente de que el 62% de los votos no era suficiente para el ejercicio del poder en un país cuya vida política reciente había estado pautada por las proscripciones electrorales y las intervenciones militares. Un gobierno peronista replegado sobre sus propias fuerzas debía ser, a mediano plazo, un gobierno vulnerable a la presión y, eventualmente, a la ofensiva de la poderosa oposición social que, aunque derrotada políticamente en 1973, velaba sus armas en las trincheras de los grandes negocios y las jerarquías militares. Para sortear los previsibles riesgos del aislamiento político, el líder peronista optó, pues, por crear una fórmula de gobierno articulada sobre una vasta red de acuerdos, como los que...

Este libro es, por decir lo menos, una obra insustituible sobre el movimiento obrero durante la segunda experiencia del peronismo en el gobierno. Y supongo que es difícil escribir sobre el tema sin ser profundamente influido, al punto de escribir párrafos como este otro:

Perón había sido consciente de que la formidable mayoría electoral que lo condujo al poder en 1973, no era suficiente para protegerlo de las presiones de una oposición, políticamente derrotada, pero alerta desde sus posiciones de poder en el mundo de los negocios y en las jerarquías militares. Por eso tejió los acuerdos sociales y políticos con los que esperaba consolidar su autoridad.

El que acierta quién es la conocida socióloga argentina autora del segundo trabajo se gana una foto del Coronel autografiada.

viernes, diciembre 14, 2007

De aquellos polvos, estos lodos



Posteo muy breve sobre la situación en Bolivia. Cuando hace más de tres años vi este artículo de Mark Falcoff pensé que se trataba de una exageración tremendista. Sin embrgo, ayer, cuando leía las noticias en diarios online, me vino a la memoria este artículo que ya no recordaba, de hecho me tomó algunos minutos recordar quién era el autor. Después escribí a un amigo boliviano, que desde hace dos años se desempeñaba como funcionario de segunda línea en el gobierno de Evo; un par de horas más tarde, me respondió que había renunciado hace unos días, dado el nivel de violencia (real y simbólica) imperante.

Más allá de los argumentos de Falcoff, no cabe duda que en estos días la pregunta no es ya exagerada, sino incómoda, quizás dolorosa.

martes, diciembre 11, 2007

Arrow va a la Isla Margarita

Ya ha pasado medio siglo desde que Kenneth Arrow publicó su ya clásico Social Choice and Individual Values (1951). En este conocido y muy citado trabajo, el profesor Arrow presentaba un dilema crucial para entender, siguiendo un típico modelo de rational choice, las tensiones que enfrenta toda oferta electoral. Sintetizando (quizás en exceso) un poco las cosas, el modelo asume que ante una política/decisión determinada existen tres opciones y, por lo tanto, tres posibles posiciones frente al problema, que podemos ordenar de la siguiente forma:


En el caso que una opción goce de apoyo mayoritario, sus votantes podrían derrotar en soledad a los votantes de todas las otras opciones juntas y en ese caso la toma de decisiones sería sencilla: el gobierno puede elegir "h" a sabiendas que el apoyo político del grupo A es suficiente. Por el contrario, si ninguna alternativa goza por sí de apoyo mayoritario, el proceso de decisión gubernamental es inestable: si el gobierno elige "h", atraerá a los votos del grupo A, pero los votantes B y C prefieren "j" antes que "h". ¿Qué opciones tiene el gobierno ante este escenario para llevar adelante su agenda? Ofrecer a un segundo grupo de votantes beneficios en una segunda política, digamos en otra arena, a cambio de los sacrificios en este terreno. Por caso, para el grupo C, "h" es un second best, por lo cual la transacción sería factible.(*)

Por supuesto, esta forma de resolver el dilema de Arrow no siempre está disponible, por constreñimientos reales; o en otras el gobierno es quien la descarta en tanto estima que no es necesaria al suponer que cuenta con los votos necesarios para avanzar con su agenda. En primer lugar, la negociación puede verse reducida a una sola arena y las divisiones alrededor de este asunto quedarán desnudas. No obstante, aun así la victoria opositora no es segura, porque, tal como nos enseña Gary Cox, la coordinación estratégica no resulta en sí sencilla y el gobierno podría vencer apoyado en una primera minoría, aprovechando las divisiones ajenas. ¿Qué ocurre si la competencia se concentra en una sola arena y las opciones se reducen a dos, digamos a favor y en contra de la posición del gobierno? En ese caso, como Rovira bien sabe, el gobierno podría estar cavando su propia tumba.

Alguno se estará preguntando a qué viene todo esto. Y la respuesta a esa razonable inquisición es que, si uno utiliza este marco para analizar lo ocurrido en el reciente referéndum constitucional venezolano, podría llegar a la conclusión opuesta a la que arribaron mis amigos de The Economist: Chávez no estaría en el principio del fin, sino en las puertas de un ajuste de su trayectoria; por supuesto, si no hay ningún ajuste...

El proyecto de reforma constitucional incluía cambios en numerosos artículos, pero en su amplia mayoría los retoques jugaban en una misma dimensión: la concentración de poder en el Ejecutivo nacional. En particular, de haber sido aprobada la nueva constitución, relevantes actores en la articulación de una coalición política nacional (léase, autoridades locales) hubieran visto escurrirse entre los dedos su poder político, sin recibir ninguna satisfacción equivalente. En este contexto, no parece difícil explicar porqué sectores claves en la coalición chavista, para usar las propias palabras de Hugo Chávez, "dejaron pasar el balon": la reforma los liquidaba como actor político a cambio de "lealtad" con el líder. Más aún, en este modelo de Arrow, es fácil comprender porqué, omitiendo circunstancias de crisis muy profundas como las que liquidaron a la República de Weimar, es virtualmente imposible establecer una régimen autoritario por vías exclusivamente electorales.(**)

Sin embargo, Chávez aun tiene un margen inmenso para modificar su trayectoria y recuperar esos tres millones de votos que perdió entre la elección presidencial un año atrás y el referéndum. Por un lado, puede abrir el abanico político hacia arenas no incluidas en el proyecto de reforma rechazado, incluyendo en el nuevo menú ofertas para los sectores descontentos de la coalición, a la vez dando de baja los temas más gravosos (y, posiblemente, inaceptables) para muchos socios. Es decir, recuperar terreno por vía de la moderación. Por otro lado, puede asumir que su reelección no será posible e intentar institucionalizar el movimiento chavista a fin que un eventual nuevo presidente no lo borre del mapa mediante los mismos instrumentos que él mismo ha concentrado en el Ejecutivo. En cualquier caso, no voy a pecar de ingenuo: por más racional que resulte a primera vista, este último curso de acción es infinitas veces menos esperable que el primero, pero también es posible.

Ah, me olvidaba: en la Isla Margarita, como pueden ver acá, ganó el "NO". Dicen que por esas playas Arrow fue visto tomando unos Mojitos, algún tiempo atrás.

(*) Una crítica atendible a este razonamiento sería la distancia entre las posiciones. En esta versión sencilla del modelo las preferencias son sólo ordinales, pero si incluyeramos la intensidad de tales preferencias podría ser que el salto a la segunda opción fuera imposible.
(**) Yo sé que alguno va a vernir con contra-ejemplos ante esta afirmación y me parece bien. Sólo pido que noten la palabra "establecer"; no es lo mismo un régimen autoritario establecido por otras vías que, en un momento, abre la participación como válvulas de escape a la presión política.

lunes, diciembre 10, 2007

Episode VI


La democracia argentina inicia su sexto episodio. Por sexta vez consecutiva un presidente electo se sienta en el sillón presidencial. Que este hecho hoy nos resulte natural es símbolo de los logros vividos por la sociedad argentina en estos 24 años de historia. Decir que hoy es un día de fiesta para la democracia argentina puede ser un lugar común muy poco original, pero es importante recordarlo.

La elección de Cristina Fernández de Kirchner como presidente(*) de todos los argentinos corona un proceso político de recuperación de la sociedad argentina en todos sus frentes. Cuando uno mira hacia atrás y ve el punto de partida, el balance no puede ser más que positivo. ¿Críticas? Muchas, muchísimas, en este blog hemos lanzado una cantidad. ¿Desafíos? Incontables, en un país que aun tiene los niveles de pobreza y desigualdad del nuestro.

Pero la mirada global, tal como resume Ramble con muchos numeritos, es infinitamente mejor. La sociedad argentina siente, tal como puede verse acá y acá, que vive mejor, que está mejor. Desde este blog, el Coronel le desea muchos éxitos a la "señora presidente".

(*) En este blog disentimos con lo que acá y acá dice Martin y preferimos hablar de la "señora presidente". Y esto no se trata de minimizar ninguna agenda de género, aunque reconozco que otros (quizás muchos) usan esta discusión para resistir solapadamente cosas que no podrían decir en público por un mínimo de corrección política; sino de usar apropiadamente el castellano. Los sustantivos terminados en "e" no son ni masculinos ni femeninos, sino neutros, por lo cual no se modifican de acuerdo al objeto que señalan: gerente, intendente son ejemplos que se me vienen ahora a la cabeza; adjetivos sustantivados como inteligente o deficiente presentan iguales características.

Huckabee?

Breve up-date de lo que decíamos acá y acá sobre las primarias en Iowa, que serán en menos de un mes.

El único cambio sustantivo parece haber ocurrido entre los candidatos republicanos. Según se dice por acá, Mike Huckabee (ex gobernador de Arkansas) parece estar escalando posiciones a pasos a gigantados en la primaria republicana en Iowa; y dar un golpe impensado hace pocas semanas en la primer primaria puede cambiar todo el panorama. No obstante, If he goes in as the favourite and loses, he will have less chance of winning in other early-voting states, like New Hampshire, where his pitch is less attractive.

Por otra parte, no quiero dejar pasar la paradoja que acá destacaba Matthew Shugart hace un puñado de días: Nearly 2/5 of ‘likely voters’ think Candidate X is the one most likely to win the general election, but less than 1/4 say they would vote for Candidate X in the primary. And also one in which almost 1/5 favor Candidate Y but not even 1/10 think Candidate Y is most likely to win. El Coronel empieza a reflexionar sobre los límites del análisis exclusivamente basado en la utilidad del votante.

Del lado demócrata no hay grandes novedades respecto a lo que decíamos antes: será una contienda entre tres candidatos, con un escenario muy parejo en Iowa entre Hillary y Barak, pero favorable para Hillary en las paradas posteriores, por lo cual si no ocurre ningún terremoto hay pocas posibilidades que alguien revierta la situación.

domingo, diciembre 09, 2007

Nunca más


Para usar la jerga del ambiente, cerramos la participación en el campeonato "de la mejor manera posible", es decir, ganando con claridad. La confianza depositada sigue intacta, después del campeonato ganado en el semestre pasado. Y el horizonte es la Libertadores del año que viene, a ver si algún día quebramos ese estigma.

Pero, Ramón, eso que se ve en la imagen que abre el post no puede volver a repetirse jamás: Huracán no puede terminar el campeonato adelante nuestro. Esto no puede volver a pasar. Nunca más.

jueves, diciembre 06, 2007

Al calabozo


Cuando fue detenido, algunos días atrás, no tuve oportunidad de postear nada al respecto. Sin embargo, esta portada (click para ver más grande) dando cuenta del procesamiento de Luis Patti me da la oportunidad de postear mi satisfacción de ver a ciertos criminales tras las rejas.

Mucho tiempo atrás, por acá consideramos que el Congreso, al rechazar los pliegos de Patti como legislador electo, abusó de su autoridad. Patti jamás había sido condenado por los jueces en casi 25 años de vida democrática por crímenes de lesa humanidad, aun cuando no había sido beneficiado por la leyes de Obediencia debida, sancionada durante el gobierno de Alfonsín. Hoy la situación es diferente.

Qué lindo es transmitir buenas nuevas...

martes, diciembre 04, 2007

Cuando asoma la derecha

Cuando leo esto pienso qué triste papel cumplen ciertos voceros de la derecha. No caben dudas que a la columna de los martes de Andrés Oppenheimer la leen miles de personas y a este blog, con un poco de optimismo, una docena. Y, más importante aun, es la diferencia no ya cuantitativa, sino cualitativa: las opiniones de Oppenheimer tienen peso entre gente poderosa. Pero, humildemente, el Coronel prefiere ser un ilustre desconocido a jugar este rol.

Por supuesto, el color de la columna no debe sorprender a nadie, porque siempre se hizo eco del discurso neoliberal de numerosos círculos americanos, lo que significa: liberal en lo económico, liberal en lo político (but not so much), pero hiper conservador en lo social, porque no vaya a ser que tocando las jerarquías se afecten los patrones de acumulación capitalista. Pero, si bien siempre tuvo un contenido ideológico definido, en otras ocasiones no era, como en esta, una mera operación de prensa.

Descalificación

En primer lugar, la victoria de la oposición podría ser por un margen más amplio que el anunciado oficialmente. Mientras las autoridades electorales venezolanas anunciaron la derrota de la reforma por una diferencia del 1,4% con casi el 90% de los votos escrutados, Ojo Electoral, el organismo independiente que supervisó el proceso electoral con el aval del gobierno venezolano, señaló que la oposición ganó por un margen del 3,8%.

Mr. Oppenheimer, después de mucho escarbar (*), encontró que los datos más optimistas dicen que en una de esas la oposición ganó 51.9% a 48.1%. Primero, todo esto puede quedar relativizado si se tiene en cuenta que el chavismo obtuvo su mayor apoyo electoral en los distritos menos poblados: "No sabemos si en nuestro conteo rápido dejamos sin escrutar algunos votos de zonas rurales y pueblos de menos de 10.000 habitantes, donde Chávez generalmente gana" (sic, y de la propia columna!!!). Segundo, incluso cuando el recuento exacto de las regiones periféricas no modificara ese 3.8%, el argumento es absolutamente ilógico: ¿qué sentido tiene fraguar resultados para sólo perder por dos puntos menos? Entiendo porqué alguien querría fraguar resultados para ganar, también para no perder por paliza, pero hacerlo para perder por 1.4% en lugar de 3.8%...

Coctel

En segundo término, la derrota de la reforma, que habría creado un "Estado socialista" legitimado constitucionalmente y le habría dado a Chávez poderes para ser reelegido indefinidamente, se produjo a pesar de la abstención de aproximadamente el 44% del padrón.

Fabuloso overlaping de argumentos en este párrafo, que conduce a una pregunta obligada: ¿la reforma era condenable por la concentración de poderes o por su carácter socialista? No voy a decir que "mostró la hilacha" porque eso se dice cuando alguien revela una intención que pretendía ocultar y, acá, está muy claro que la única preocupación era el socialismo.

Al Coronel, por su parte, le incomodaba el tinte autoritario (creo que hiper-delegativo se quedaba corto) de la reforma y, que quede bien claro, no su caracter socialista. La eventual vía chavista al socialismo le parece al Coronel una decisión soberana que la ciudadanía venezolana a la postre no apoyó pero que, quizás, apoye en otro momento. Su rechazo o su aceptación hubieran sido, por igual, respetables.

Ficciones

En cuarto lugar, el resultado del referéndum marcó el surgimiento de una nueva oposición en Venezuela. En vez de estar liderada por partidos políticos tradicionales -desacreditados por una larga historia de corrupción-, tuvo al frente nuevos protagonistas, como el movimiento estudiantil que ganó la calle para protestar contra el cierre de la cadena de televisión RCTV y el ex ministro de Defensa de Chávez, el general Raúl Isaías Baduel, que en vísperas del referéndum se pronunció en contra de la reforma.

Tal como se argmentó por acá, tanto el bloque chavista mostró fisuras que antes no presentaba, como también aparecieron nuevos actores en la oposición. Ahora bien, esto está a años luz de sugerir, tal como la columna da a entender, la aparición de un actor opositor mínimamente articulado, de manera de estar en condiciones de enfrentar al chavismo; y, mucho menos, sugiere que tal eventual actor opositor concentraría a todo el "No", por motivos estratégicos que, si mañana tenemos tiempo, postearemos.

Demonizar

Quinto, el resultado del referéndum venezolano alentará a las fuerzas opositoras en Bolivia, Ecuador y Nicaragua y las convencerá de que pueden neutralizar los esfuerzos de sus respectivos presidentes de reformar las leyes y crear regímenes de izquierda gobernados por aspirantes a presidente vitalicios.

En un posteo muy reciente en este blog manifestábamos nuestras profundas dudas sobre el contenido del proyecto constitucional boliviano y sugeríamos la probable inutilidad de la futura nueva constitución ecuatoriana. No obstante, ninguno de estos dos proyectos impulsa un proyecto de autoritarismo democrático como el implícito en la fallida constitución chavista. Pero esos son detalles que poco importan: los ponemos a todos en la misma bolsa y dejamos que el lector desprevenido crea que también intentan establecer "regímenes de izquierda gobernados por aspirantes a presidente vitalicios" (sic, sic).

Qué triste papel juegan algunos operadores...

(*) Quisiera saber, casi diría que pagaría por saber, cuántas fuentes consultó hasta que dio con una que le dijo "Sí, Andrecito, quizás perdió por algo más". Y, después de tanto tiempo invertido, consiguió sólo esto: dos puntitos, con un margen de error bestial, que casi lo deja en nada.

lunes, diciembre 03, 2007

Brindis (lo prometido es deuda)



Algún tiempo atrás, aunque no demasiado, en los comments de un posteo que nada tenía que ver con este asunto, gracias a su implacable lógica binaria Zabalita prometía "brindar con champagne si [Chávez] pierde en el plebiscito". Y el Coronel levantó el guante:

Brindo porque la ciudadanía venezolana rechazó el proyecto de autoritarismo democrático que proponía la constitución plebiscitada. En El cielo por asalto, siguiendo la cara tradición de los Federalist Papers, consideramos que un poder sin límites deja de ser democrático, por más que haya sido elegido en los comicios más transparentes. Y el proyecto constitucional ayer enterrado se dirigía a la remoción de todos los checks & balances aun sobrevivientes en la plebiscitaria democracia venezolana.

Brindo porque, a pesar de todo lo que dice la derecha vernácula sobre Chávez, los venezolanos dieron una prueba prístina de que viven en democracia: no pocas definiciones procedimentalistas caracterizan a la democracia como el sistema político donde la oposición gana elecciones. Y esta elección fue sobre un tema relevante, clave diría, por lo cual no tiene punto de comparación con las que dejaba ganar en PRI en los '80 (elecciones locales).

Brindo porque, a pesar de que en este blog consideramos que no es un demócrata muy convencido, Chávez demostró ser un buen perdedor. Porque con todos los resortes del poder en sus manos, podía haber intentado una solución a la Schiaretti y no lo hizo. Y porque se diferenció de sus opositores, que denunciaron todo tipo de cosas cada vez que los votantes le dieron la espalda (que, hasta ayer, fueron todas).

Brindo porque las elecciones no fueron más que un referéndum constitucional y, en consecuencia, la oposición sigue mirando el partido por tele. Chávez, como los Castro brothers, no tiene mejor virtud que la calaña de sus opositores que, por decir lo menos, son una banda de impresentables dispuestos, tal como prueban los hechos de 2002, a derrotar al chavismo por fuera de las reglas.

En fin, el brindis prometido. Porque lo prometido es deuda.

viernes, noviembre 30, 2007

El poeta y la ciudad



El Coronel no suele escribir en primera persona, pero esta vez lo hará. Y tomando el riesgo de sonar snob, va a empezar con una oración jugada: Días atrás caminaba por Manhattan y pensaba en Woody Allen. En realidad, en todo momento pensaba en Woody Allen.

Mientras recorría sus calles tenía múltiples sensaciones. La primera era que por esas calles había caminado miles de veces, a pesar de ser la primera vez que ponía un pie en la Gran Manzana. Y entendí que tenía esa sensación porque había vivido las mil vidas que Mr. Allen me contó durante años. Porque Mr. Allen, como los novelistas rusos, es un gran contador de historias. Algunas pequeñas, otras ni siquiera eso, mínimas, pero todas cercanas, muy cercanas, porque tocan las más sensibles fibras de la existencia. Sin saberlo, yo había sido un rabino ciego feliz por el matrimonio de su hija, y había sido un director angustiado al borde del suicidio, y había sido Hannah, y había sido también sus hermanas, y había sido tantos otros personajes.

La segunda sensación era que su existencia como urbe no podía ser separada de su poeta. Roma no sería Roma sin Virgilio, de la misma forma que Manhattan no serían Manhattan sin Woody Allen. Una primer mirada nos muestra una urbe como muchas otras, porque es una ciudad que no se destaca por un estilo arquitectónico único, ni por su exotismo cultural, ni por nada más. Es grande y por grande diversa; es rica y por rica llena de vida. Se destaca en realidad porque, aunque no lo notemos, en nuestra conciencia resuena su versión sublimada, que ya no podrá nunca despegarse de la real. El Indio en un verso que va a sobrevivir a la vorágine de los tiempos y al fin del mundo dice: Siempre fui menos que mi reputación. Lo que el Indio no dice es que ambas son inseparables, porque una existe en la otra, porque fueron soldadas por el poeta eterno.

Nota del autor: Este texto algo desordenado surgió a la luz de leer, una vez más, un viejo post de mi amiga Lucibel. Espero que no se ofenda que haya robado estas líneas.

Maxi


Parece que Maxi no dejó muy satisfechos a los dirigentes culés, ni tampoco a la prensa deportiva catalana. A decir verdad, venderlo por la plata que lo vendieron probablemente sea el mejor negocio que hizo la dirigencia de River en su historia.

[El chiste original, acá.]

jueves, noviembre 29, 2007

La otra primaria

Todas las miradas, por motivos que indicamos antes, están posadas sobre las primarias demócratas. Sin embargo, las primarias republicanas van a ocurrir en fechas casi idénticas y, pocos días atrás, los principales candidatos participaron en unos de los tradicionales debates televisivos; por esas cosas pintorescas de la cultura estadounidense, en estas elecciones la novedad son las preguntas hechas vía YouTube por ciudadanos de a pie.

Según extracta The Economist, It is not known how exactly the producers of CNN, which co-sponsored the debate, chose which YouTube clips to show to the aspiring candidates. But the first half-hour of the debate, the longest dedicated to any single issue, focused on immigration. The subject is one of the most potent topics for Republicans. [...] At least on immigration the candidates, broadly, share the same views: tougher borders, intolerance for illegal migrants. This topic, along with fears of toxic toys from China or other worries about the outside world, helps Republicans forget, or minimise, the divisions between libertarians and Christian conservatives.

Entre esto o las justificaciones bíblico-religiosas de la pena de muerte, el Coronel tiende a pensar que son una banda de impresentables, donde Rudy Giuliani es, por lejos, el que lo es menos.

La competencia, según indican las últimas encuestas, es mucho más pareja e incierta que su par demócrata: en la elección general, Giuliani parece correr con casi quince puntos de ventaja sobre sus más cercanos competidores (Thompson y Romney); pero en las primeras elecciones del calendario (Iowa, New Hampshire) quien parece estar delante es Rommey, por lo cual estaría en condiciones de dar un golpe parecido al dado por Kerry en las pasadas primarias demócratas.

Vamos, Rudy, haga un esfuercito, no nos deje con esta gente. Alguien a quien le critican que he had supported gun control in the past tiene el apoyo del Coronel. El Comité Central reconoce que eso quizás no sea determinante en el caucus de Iowa, pero el apoyo lo tiene.

Sangre azul

Tal como puede verse acá, CFK manifestó que los jueces deben pagar el impuesto a las Ganancias: según sus palabras, que hoy no lo hagan "es una deuda que tiene la democracia". Quizás hablar de una deuda de la democracia sea decir mucho, pero pocas dudas caben de que se trata de una evidente situación de inequidad, en especial si uno tiene en cuenta que ya la estructura fiscal es por sí regresiva.

La respuesta de la corporación judicial fue, por decirlo de alguna forma, apacible:

"Coincido totalmente con Cristina Kirchner: los jueces deberíamos pagarlo, siempre y cuando no haya rebajas en los sueldos, eso iría en contra de lo que establece la Constitución", opinó Ricardo Recondo, presidente de la Asociación de Magistrados.

El principio constitucional es razonable: "[Los jueces recibirán] una compensación que determinará la ley, y que no podrá ser disminuida en manera alguna" (Art. 110). Siguiendo la tradición de los Federalist Papers (click acá, para ver el texto completo), el constituyente intenta proteger la independencia judicial frente a posibles presiones del Ejecutivo y garantizar así la división de poderes. Sin embargo, el espíritu de la norma es proteger a los jueces de una eventual arbitrariedad, como establecer un "Impuesto al juez", no frente a normas de carácter general: el impuesto a las ganancias es universal y lo paga cualquier ciudadano que supere una renta determinada.

¿Cuál es entonces la solución? Los magistrados proponen un impuesto que no signifique una reducción de sus ingresos; en criollo, un impuesto que no sea impuesto, porque desde la época en que los recaudaba Saulo de Tarso los impuestos implican una reducción de los ingresos.

Miguel Gálvez, juez federal de San Juan, también se mostró despreocupado al dar por hecho que "se tendría que instrumentar una compensación, de modo que no haya una disminución del sueldo".

Pero lo apacible de la respuesta se debe a que, como decían en el barrio, los muchachos tienen la vaca atada, porque son los propios jueces los que deberán resolver la legalidad del tributo.

"Si se pretende rebajar los salarios, presentaríamos recursos de amparo y la Justicia nos daría la razón", adelantó Recondo. No sería la primera vez. La Corte Suprema ya ha fallado a favor de los jueces, cuyos sueldos hoy no bajan de los 8000 pesos.

Por algún motivo, la llamada familia judicial se considera por encima de las leyes que rigen al resto de los mortales. Digamos, gente de sangre azul entre una plebe que con sus impuestos paga sus salarios. Decime Zabalita si este no podría ser otro hitazo de los Pibes chorros.

Este sí era guapo

Tomo textual este fragmento de la "Cámara sorpresa" que diariamente publica Olé:

Riéndose y sereno como si otro lo hubiera vivido, el Patrón Bermúdez le contaba una de terror al amigo Fantino. "Estaba en Newell's. Recién habíamos terminado de entrenar, fui al vestuario y vi a uno de los barras con un arma en la mano. Le hablaba, contra la pared, a unos juveniles", arrancó el central, y ya no frenó: "Le dije que ésa no era su zona y, como no me hacía caso, me le fui al humo. Nos tuvieron que separar".

Como todos saben el Coronel no es de Boca, sino que es cuervo. Y, por ser cuervo, seguramente muchas veces puteo al Patrón. Pero uno siempre reconoció, incluso en el mismo momento que lo estaba puteando, que estos son los jugadores que a uno le gusta tener en su equipo. Ante todo, guapos, con presencia, capaces de intimidar sólo con la mirada. Porque para pecho-fríos, ya están otros.

miércoles, noviembre 28, 2007

Daniel S.


Daniel es un tipo poco común en la política local. Me cuesta decir qué es lo que lo hace diferente, pero algo lo hace distinto. Y con esto no digo ni mejor ni peor, sólo eso: distinto. Por otro lado, siempre me llamó la atención cómo fue sistemáticamente ninguneado por los demás dirigentes políticos. No obstante lo cual, silbando bajito, llegó primero a la vicepresidencia de la Nación y ahora a la gobernación de la provincia más importante del país.

Sin embargo, cada tanto Daniel tiene algún desliz y queda demasiado expuesto. Tal como se dice acá, ahora lo llamaron al orden por tirar puentes demasiado osados con el macrismo. Probablemente sea muy sensato tener fluidos contactos con las autoridades del distrito vecino, en especial cuando el entremado urbano de uno y otro se continúan sin que un observador desprevenido pueda notarlo: una sola ciudad repartida en múltiples jurisdicciones obligan a coordinar políticas. Pasa que Daniel se tiene que dar cuenta que, de momento, su poder es prestado. Y para aplicar policies se necesita una base de sustentación política (politics) de la que hoy carece.

Hace algunos días, un amigo me advertía sobre la composición de un gabinete más adecuado para la Capital Federal que la provincia. A eso yo le agrego la bomba fiscal sobre la que está sentado: gracias al genial pacto fiscal acordado por Cafiero en los '80, el gobierno bonaerense es deficitario incluso cuando la economía crece al galope; no quiero imaginarme qué va a pasar cuando se enfríe un poco.

Dani, el Doctor será un grande (click en la foto para ver más grande al fenómeno), pero como que te sigas cavando tu propia fosa, él no te va a salvar.

Una de los Pibes chorros

De La Nación on-line extractamos el siguiente tramo de esta nota, que da cuenta del tratamiento de la llamada "Ley de Tickets":

Pese a la fuerte presión empresaria, la Cámara de Diputados debatirá hoy el proyecto de ley que prevé convertir a los tickets alimentarios en parte remunerativa de los sueldos. [...] el proyecto generó la reacción de cámaras empresarias que advirtieron que, de aprobarse, la ley elevaría los costos laborales. Uno de los voceros de la presión fue el presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, quien advirtió que con la eliminación de este sistema "habrá un costo mayor" para los empresarios "sin beneficiar a los trabajadores". Desde la Unión Industrial Argentina (UIA) se emitió un comunicado en el que quedó expresada "la más firme disconformidad" con la eliminación de los tickets alimentarios y se advirtió sobre el "impacto negativo que estas iniciativas han de generar en el proceso de crecimiento y desarrollo iniciado". También una de las principales empresas del mercado, la francesa Sodexho Pass anunció que si el Congreso avanza con la iniciativa de Recalde se retirará del país ya que su negocio "dejará de tener sentido".

El Coronel no entiende muy bien qué se discute: algo que remunera debe tener carácter remunerativo. Yo sé que suena obvio. Más aún, es por completo tautológico. Sin embargo, para sorpresa de muchos, se necesitó un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que lo confirmara. ¿Qué dice el fallo? Lo que remunera no puede ser no remuneratorio. La conclusión es tan sencilla que resulta brutal. No hace falta ser biólogo para diferenciar un elefante de una jirafa.

Pero parece que algunos empresarios tienen una idea bien diferente. Claro, si es remunerativo -oh, horror- los vouchers hay que incluirlos en el monto total sobre el que se calculan indemnizaciones, vacaciones, aguinaldo y horas extras. Como se decía por ahí, no son más que delincuentes comunes.

martes, noviembre 27, 2007

Una constitución para Bolivia



Los hechos son (muy probablemente) por todos bien conocidos: en Sucre, algunos días atrás, el bloque masista y sus aliados aprobaron, con un dudoso ajuste a los procedimientos establecidos, el índice del texto de la nueva constitución boliviana; ahora resta la aprobación artículo por artículo. La oposición no tomó parte en la votación, ocurrida en un recinto cerrado, aislado de las protestas callejeras por un fuerte operativo de seguridad. El saldo de la represión en las calles ha sido, hasta el momento en que se escriben estas líneas, de cuatro muertos, pero el número de heridos de gravedad sugiere que la cifra aun puede modificarse. Cualquiera sea el lado por el que se lo mire, la imagen que transmiten las formas de esta aprobación preliminar no parece ajustarse demasiado a la base de consensos que requieren los pactos constitucionales.

En la elección de constituyentes, hace ya más de un año, el MAS obtuvo el 50.7% de los votos y 136 de los 255 representantes que componen la Asamblea (53.3%). No caben dudas que el apoyo obtenido en las urnas implica un fuerte mandato popular en favor del proyecto político articulado por Evo Morales, en especial cuando uno piensa que la democracia boliviana se había acostumbrado a vivir con gobiernos de minorías desde los tempranos '80 hasta la irrupción de Morales. Sin embargo, en política todo tiene un pero. Y el Coronel tiene dos.

Por un lado, el gobierno masista no encontró cómo transformar ese apoyo electoral en una coalición efectiva en el recinto, lo cual es un problema al momento de tomar decisiones colectivas cuando las reglas requieren la aprobación mediante mayorías agravadas y el número de votos obtenido no constituye en sí una super-mayoría. La predicción de Riker sería que la necesidad de tomar decisiones conduciría a la formación de mínimas coaliciones ganadoras, en este caso pactando con el centro político y en consecuencia moderando el producto final (léase, la constitución sancionada). No obstante, el masismo ha intentado forzar las reglas de juego a fin de eludir los acuerdos y alcanzar esa coalición mínima sólo con sus representantes, descalificando los disensos planteados por la oposición y en consecuencia radicalizando el panorama político.

Arrollar a los partidos minoritarios en la actividad legislativa regular, como si no representaran a nadie (o como si sólo representaran a la oligarquía, lo que en el discurso convencional de la izquierda latinoamericana equivale a decir "a nadie que valga la pena respetar"), es algo que no sólo refleja poco apego al debate democrático, sino que también genera muchos estímulos en los derrotados para estigmatizar y, en la medida que una futura coyuntura lo permita, revertir la legislación sancionada. Sin embargo, esto se agrava cuando lo que se va a sancionar serán las reglas que regirán por muchos años la vida política de una sociedad. En términos normativos, la estabilidad es una propiedad fundamental de una constitución; no obstante, nada asegura que tal propiedad sea finalmente alcanzada. Arrollar a los partidos minoritarios pone en duda la utilidad de la reforma en la medida que condena al texto constitucional a una anunciada caducidad. Por caso, todo parece indicar que esto ha ocurrido en el caso ecuatoriano, que está por sancionar una nueva constitución y van...

Por otro lado, las tensiones que han irrumpido entre dos modelos cosmovisionales diferentes promete conducir a un callejón sin salida. La aparición de los movimientos indígenas como actores cruciales en la región a lo largo de las últimas décadas han supuesto un desafío para los modelos de democracia aceptados en la Modernidad. En particular, al Coronel le llama la atención (y, digámoslo, también le preocupa) la tensión entre los modelos de justicia indígena comunitaria propuestos y el concepto de Derechos Humanos (o, para volver a la jerga de la Revolución francesa, con los Derechos del Hombre). La satisfacción de algunos "reclamos" indígenas, tal como la introducción de castigos físicos o de legislación incompatible con el principio de igualdad (ante la ley y de género, por ejemplo), claramente va en contra de los fundamentos mínimos de la democracia moderna. No obstante, el Coronel no nota mucha preocupación en el pensamiento progresista bienpensante porteño, ni mucho menos.

Recuerdo un viejo fragmento del Criador donde, tras afirmar con ironía que "al lado de Evo, Blumberg es garantista", se llamaba la atención sobre el mismo fenómeno: a la intelectualidad progre se le está haciendo difícil apreciar al gobierno de Evo más que como un exotismo que puede estar bien para países como Bolivia, pero -oh, horror- no para uno mismo. ¿O acaso nos parece bien darle latigazos a un boliviano pero mal a un argentino? Diría Marx: los latigazos no tienen patria. Si está mal acá, está mal allá también. El oscurantismo ritorna...

Todo esto no significa, de modo alguno, discutir la introducción de un patrón multiculturalista en el diseño constitucional boliviano. Las naciones multiétnicas, que incluyen ejemplos muy civilizados como Canadá, Suiza o Bélgica, usualmente admiten múltiples patrones culturales. Sin embargo, la pregunta está en dónde está el límite. Más allá de dónde sitúe esa línea el Coronel, se trata de un debate abierto, en el que queda mucho camino por recorrer.

lunes, noviembre 26, 2007

Jugar limpio

Aprovechando que, a juzgar por la cantidad de comentarios a los últimos posteos, los pocos lectores del blog nos han abandonado y ya nadie está leyendo lo que acá se dice, vamos a postear sobre fútbol. Digamos, es algo así como el equivalente blogger de estar en pijama todo el día porque no hay nadie en casa ni nadie va a venir.

Después de varios días sin prender la computadora ni mirar noticias, me encuentro con los resultados de la fecha de un torneo que pinta que lo gana Tigre (con esos colores no podemos hacer otra cosa que jugarnos un pleno por el equipo de la Hiena), pero también con los goles de otras ligas que sigue atentamente el Coronel. Y acá nos topamos con el lloriqueo del Pato Abbondanzieri por el gol que le mandó a guardar D'Alessandro.

Y, para ser sincero, no entiendo de qué se queja este ganzo, porque en el potrero estas picardías son la regla y no la excepción: si hay una pelota parada cerca del área, a alguien hay que pararlo delante para acomodar la defensa. Y, mal que le pese al Pato, lo que hizo el Cabezón no tiene nada en contra del fair play. ¿O esperaba que D'Alessandro le pida permiso para patear? Pensar que este tipo es el arquero de la selección, mamita...

Ahora bien, buscando el video del gol para postearlo, me encontré con el listado de videos que acá puede verse, donde se compara a Abbondanzieri con arqueros como Cech, Casillas o Buffon. Parece que el Pato tiene un sobrinito fanático de You Tube. De otra forma, esto no se explica.

martes, noviembre 20, 2007

Papeleras


El puterío (*) que armó este Señor en la última Cumbre le permitió tapar a los gobiernos argentino y uruguayo el sainete de las "papeleras".

En este blog hemos evitar tocar el tema porque es un asunto que ya bordea el ridículo y me tiene muy cansado (**). Igualmente, la columna de James Neilson de esta semana creo que resume bien mis puntos de vista sobre el tema, con la excepción de los últimos dos párrafos que no suscribo en absoluto.

Las cosas no podían sino terminar mal. Pero pocas veces el final está tan anunciado desde el inicio como en esta ocasión, lo cual hace que todo sea más triste y bochornoso. Al final, lo único positivo que nos ha legado todo esto es a la buena de Evangelina, con la que abrimos el posteo. Qué se yo... al menos es algo.

(*) Espero que la selecta audiencia del blog sepa disculpar la mala palabra, pero no encontré nada que describiera mejor la situación; quizás "exabrupto", pero no era lo mismo.

(**) Iba a decir que me tiene "las pelotas por el piso" pero dos palabrotas en un mismo posteo hubiera sido, entonces sí, demasiado.

Del Olmo


Me pregunto dónde estará el juez Del Olmo, siempre servicial y celero peón del poder, en este preciso instante. Me pregunto qué estará pensando. Me pregunto si mañana, cuando la portada que abre el posteo esté en todos los kioscos, no se le ocurrirá firmar una resolución como esta de nuevo, porque los editores de El Jueves tienen derecho a decir lo que quieran salvo que incomoden a la Corona. Me pregunto si esto también estará más allá del margen de tolerancia.

lunes, noviembre 19, 2007

Primarias a la vista

Tal como decíamos antes, la carrera de cara a las elecciones primarias ha resultado interminable y (en especial para los votantes) muy desgastante. La acelerada decadencia vivida por la Administración Bush en este segundo periodo, en especial tras la derrota legislativa de mitad de término, parecen indicar una casi segura victoria opositora en las próximas presidenciales, lo cual ha estimulado que las principales candidaturas demócratas se lanzaran con (quizás demasiada) anticipación.

Uno tras otro, han ido retirándose los hombres de confianza del gobierno: la última novedad es la salida de Fran Townsend, Adviser on Homeland Security and Counterterrorism; según se sugiere acá, consecuencia por haber sido vista conversando con un vocero de Hillary Clinton. Parece que el nivel de tolerancia de la saliente Administración republicana es bastante bajo. Que el último apague la luz y cierre la puerta...

Tres parecen ya consolidados como los principales contendientes de cara a las primarias demócratas. Hillary Clinton es, a ojos del Coronel, un sólido front-runner. Pero no es sólo una percepción del dueño del blog, sino que también sus oponentes la ven así y por eso se dedicaron a confrontar con ella en el debate del jueves último; según The Washington Post, criticarla fue el tema más recurrente de las intervenciones de Edwards y Obama.

Sin embargo, tal como el Criador insiste acá y acá y en otros muchos posteos, las primarias presidenciales son realmente complejas, por lo cual una holgada diferencia como la que indican las encuestas generales en favor de Hillary pueden sufrir el decisivo efecto del calendario: el ganador de las primeras primarias puede consolidar su imagen ante los electores de otros estados, revirtiendo la intención de voto indicada por las encuestas en los estados ubicados al fondo del cronograma. Por eso, los candidatos parecen jugarse la vida en Iowa que, si bien por su peso electoral debería ser casi irrelevante, es clave para el resto de la campaña. Pero las encuestas han sido hasta acá algo cambiantes en este caucus: tal como se puede ver acá, hace un par de días indicaban entre un empate técnico y una victoria ajustada de Hilarry, pero la última medición disponible sugiere que Obama estaría adelante (aunque por un reducido margen). En todas Edwards aparece tercero, a veces algo lejos.

No obstante, este año el calendario está más apretado que en elecciones anteriores, por lo cual el Coronel cree que una sorpresa en Iowa puede ser revertida rápidamente en las siguientes paradas, donde Hillary parece tener sólidas ventajas: New Hampshire (+12.7%, en promedio), South Carolina (+15.3%), Florida (+27.0%) y Nevada (+21.3%) y [véase RealClearPolitics]. Kerry puede haber levantado 20 puntos ganando en Iowa, pero Obama o Edwards quizás tengan que levantar más que eso y en menos tiempo.

Pero la dificultad no es sólo por lo que anticipan las encuestas, sino principalmente por la disparidad de recursos con que cuenta cada uno: dinero, equipos de campaña, un nombre conocido (bah, hasta podría decir, una marca), experiencia, etc. etc, tal como acá se da cuenta. Incluso, en términos estratégicos, mal que le pese al Criador, Edwards parece ser quien tiene más dificultades, porque quedó atrapado entre Obama y Hillary. Por un lado, Obama tiene carisma, fácil llegada a los más pobres (negros & latinos) y no perdió mucho terreno en recaudación de recursos; es decir, los demócratas que buscan algo leftist se deberían inclinar por él por proximidad ideológica (explicación downsoniana) y, además, porque las encuestas lo dan más cerca y no estarían desperdiciando su voto (explicación duvergeriana). Por otro lado, el votante demócrata inclinado por una opción moderada y confiable, no tendrá dudas en inclinarse por Hillary. Me pregunto yo: ¿qué es lo distintivo que el bueno de Edwards tiene para ofrecerle a sus electores demócratas?

No caben dudas que será una primaria atípica: por lo pronto, será la primera vez desde 1928 (sí, en 80 años) que no participen ni el presidente en ejercicio ni su vicepresidente, por lo cual ambos partidos tendrán carreras abiertas. En fin, queda esperar: muy probablemente el 5 de febrero, día del famoso super-martes, la cosa estará resuelta.

jueves, noviembre 15, 2007

Sobre el cambio y la continuidad

El anuncio del gabinete, finalmente, cerró todas las especulaciones sobre quién se queda y quién se va. Y los nombres que presentó ayer en sociedad Alberto F. enfatizan lo que venimos diciendo hace rato: no existen gabinetes de estrellas, diga lo que diga Héctor Icazuriaga; ni tampoco, como decíamos acá, es sencillo ser el cambio en la continuidad, cuando tu electorado reclama más continuidad que nuevos rumbos.

Elencos

Ahora bien, cabe hacer un alto para analizar la cuestión. Un gabinete casi idéntico al anterior, en especial si descontamos las salidas por desplazamientos a cargos legislativos (Ginés, Filmus), es un signo de indudable continuidad. Es decir, todas caras conocidas, a las que se suman un par de nombres que vienen de la gestión de Solá en la provincia y el desconocido que nunca falta. ¿Un signo de debilidad, tal como dice Zabalita? Creo que más que hablar de debilidad habría que ver los constreñimientos normales de la política: suponer que un dirigente político, incluso cuando se trate del presidente de la Nación, tiene total libertad de maniobra puede ser un error de apreciación. Y, en este caso, la elección presidencial concluyó con la reelección de una coalición política exitosa. ¿Por qué hacer demasiados cambios en el elenco? Algo de "debilidad" hay, pero también mucho de sabiduría de mecánico: no se arregla lo que no está roto.

Por mi parte creo que sí "algo" está roto: las innumerables operaciones cruzadas lanzadas entre albertistas y devidistas durante todo el presente año son muestra de que hay más que "diferencias de criterio" entre miembros de un mismo equipo. Sin embargo, el momento en que todos esos choques estallaron no es casual: pretendían inclinar la balanza intra-gobierno de cara a un nuevo período. Confirmados todos en sus puestos, surge un nuevo horizonte temporal para los protagonistas y buenos motivos para relegar los choques en beneficio de eventuales vínculos de cooperación. Veremos qué depara el futuro: si es una extensión e intensificación de estos conflictos y si CFK no sabe cerrarlos a tiempo, magra suerte le espera a su gestión.

Agenda

No obstante, cambio y continuidad pueden enlazarse en la agenda política, porque no hay necesidad de cargarse a todo el elenco cada vez que se decide un cambio de política. Viejo proceder del stalinismo...

Pocos días después de la elección, una interesante columna de Novaro y Bonvecchi ponía el acento sobre la composición de la coalición política del kirchnerismo. Más allá de que, como Ramble, creemos que los sueños transversales se acabaron en las elecciones legislativas de 2005, quizás también un poco antes, creo que aporta una clara descripción del anclaje social del gobierno y, porqué no, de la agenda política del próximo periodo in office.

Si el Coronel tuviera que hacerle la agenda política a Cris, le diría que gire decididamente a la izquierda. No estoy proponiendo ningún setentismo, sea lo que sea que eso signifique, sino terminar con los intentos de seducción de las clases medias urbanas (que después te pagan con esta moneda) y dar un paso al frente en políticas progresistas consistentes. Y giro a la izquierda significa, por ejemplo, avanzar en la demoradísima reforma fiscal, para incrementar su progresividad; o también, suprimir la inmensa masa de subsidios a los sectores altos y medios urbanos, via un ajuste de tarifas de servicios que incluya un auténtico mecanismo de tarifas sociales; o, porqué no, creando un subsidio universal tal como el propuesto por el Frenapo hace miles de años, en la prehistoria casi diría.

El mentado balance del presupuesto (que no es una opción para el próximo gobierno, sino la más cruda realidad, porque el equilibrio fiscal no es ni de izquierda ni de derecha) no tiene porqué alcanzarse recortando el gasto de capital a las provincias y municipios (obra pública), como se sugiere por acá, sino aumentando la presión fiscal que en la Argentina no es demasiado alta, más bien diría que es muy baja si descontamos los ingresos por retenciones a las exportaciones. Sino es ahora, tras cinco años de crecimiento al galope y con sólidos resultados fiscales, ¿en qué otro momento habría que encarar una reforma fiscal?

Fuerzas políticas

El Coronel cree que una estrategia en esta dirección aplicada con pragmatismo puede arrojar una reconfiguración del sistema partidario argentino en términos de izquierda-derecha, para felicidad de Torcuato Di Tella que viene pronosticando esto desde hace muchísimo, no tengo idea cuánto tiempo. La rearticulación del peronismo bajo una identidad de centro-izquierda progresista, tal como señala Ostiguy acá, puede ser una operación arriesgada; pero hacerlo mediante un mix entre un retorno a las bases peronistas distributivas e identidades progresistas más modernas (tales como Derechos Humanos y tolerancia democrática, como ejemplos emblemáticos) parece ser una operación menos riesgosa. Y el resultado puede ser una fuerza política ideológicamente cercana a los renovadores de los '80, sobre la maquinaria política de los menemistas y duhaldistas de los '90, electoralmente hegemónica en el corto y mediano plazo.

Pero para eso se necesita meter los pies en el barro y, entonces, ¿qué mejor que contar con un elenco experimentado tal como el hoy en funciones? La política no vive en el mejor de los mundos posibles, sino en uno entre unos pocos realmente disponibles.

martes, noviembre 13, 2007

Un lugar en el mundo


Como todos saben, la encuesta de Political Compass es un sencillo barómetro para localizar ideológicamente a alguien a partir de dos dimensiones: a.) autoridad/poder; y b.) izquierda/derecha.

La imagen que abre el post es la localización ideológica del Coronel, según el mencionado barómetro. Por supuesto, este tipo de test no son la palabra final sobre ideología; más probable aun es que si Laclau (o, quizás, el hasta hace poco ignoto Rinesi que parece que está de moda) se topa con esto, se come una por una las páginas de todos los libros de su biblioteca. Pero como juego está bien

En términos más concretos, en una escala 10/-10, el test arroja: a.) sobre el eje vertical, Social Libertarian/Authoritarian: -7.23; y b.) sobre el eje horizontal, Economic Left/Right: -6.38. Lo cual encaja muy bien, primero, con nuestras expresiones políticas más habitualmente anti-autoritarias que anti-capitalistas. Y, segundo, también con el decidido color progresista del discurso en general.

Y vos, Zabalita, ¿qué me decís? ¿cuál es tu lugar en el mundo? Yo te veo cerquita cerquita de la derecha en el eje horizontal pero tirando al medio en el vertical.

domingo, noviembre 11, 2007

Carrera interminable


La carrera presidencial estadounidense lleva ya meses y aun faltan otros dos para que empiece la rueda de primarias y doce para la elección general. Algo vamos a postear pronto sobre el tema.

Entre tanto, sólo digo que me encanta ese fino humor de The Economist. Creo que voy a postear estos chistes más seguido.

sábado, noviembre 10, 2007

Mejor callese usted!

El Sr. Juan Carlos tardó sólo dos días en darle pie a mis ganas de meterme con la Corona. Sólo dos días.

Mejor callese usted, Sr. Juan Carlos porque, le guste a quien le guste, Hugo Chávez está donde está por la voluntad de millones de venezolanos que lo han elegido y reelegido como su presidente. En cambio, a usted nadie lo eligió. Usted es la herencia de la victoria del bando nacional y de la dictadura franquista. Usted es quien debe callarse porque nada tiene que hacer ahí.

Aquí ya hemos dicho antes que Chávez no nos gusta, porque ese estilo de populismo autoritario y megalómano no nos va. Pero no cabe duda que entre él y usted no hay elección posible.

Hágame caso, el consejo se lo estamos dando gratis, casi diría que se lo estamos de onda: callese, váyase silvando bajito y no sacuda mucho el abispero, no vaya a ser que la gente empiece a preguntarse porqué usted aun está ahí. Hágame caso, mejor baje el perfil y vaya a disfrutar de su decimocuarto Bribón, de los negocios a la sombra de la Corona, de las recepciones de gala y de todos esos dulces placeres que no están al alcance de cualquier mortal.

jueves, noviembre 08, 2007

Centenario


La imagen que abre el posteo es el desfile de las delegaciones que tomaron parte en el Mundial del '30 en el entonces flamante, a esta altura mítico, Estadio Centenario de Montevideo. El torneo fue organizado en muy poco tiempo, en buena medida por la iniciativa de la propia Asociación Uruguaya de Fútbol, que logró hacer coincidir el evento con los festejos del centenario de la Constitución de 1830. Catorce meses mediaron entre la selección de la sede de este primer encuentro mundialista y el desfile que muestra la foto: en esos pocos meses fue levantado el estadio.

Este es el centésimo posteo del Coronel. En este período la actividad bloggeril ha sido fluctuante, con inspiradas semanas de febriles posteos, seguidas de otras en que los posteos se contaban con los dedos de una mano, incluso cuando eso significara menos de cinco. Pero, para sorpresa propia antes que ajena, al final llegamos a la centena.

Y, por algún motivo que escapa a mi comprensión, los números terminados en cero generan una magnífica atracción. Una vez escuché contar que en el funeral de la madre de Borges, quien falleció a los 99 años, una señora le dijo al escritor que era una pena que muriera entonces, porque el año siguiente hubiera cumplido cien. El genial escritor, secamente, le respondió: Cuánto afecto por los números decimales...!

Cien! Número magnético, sin dudas. Como aquella anónima señora de la anécdota borgeana, que quizás nunca existió y fue sólo una ficción creada para dar sustento y verosimilitud a la ironía, aquí celebramos nuestro Centenario. Y qué mejor que darle un marco futbolero a los festejos, porque nada hay popular fuera del fútbol, que es uno y todo.

Ceuta y Melilla

Algunos días atrás se armó un tole-tole de esos cuando los reyes visitaron Ceuta y Melilla. A pesar de que tengo unas ganas locas de pegarle a los reyes sólo por deporte, cosa que ya hemos hecho en ocasiones anteriores, el motivo del posteo es el revuelo generado alrededor del viaje, porque el asunto envuelve una paradoja notable.

Por un lado, desde hace décadas que España reclama al Reino Unido la devolución del enclave de Gibraltar, en manos británicas, alegando que ese peñón fue uzurpado por la pérfida albión y desde entonces lo conserva en forma ilegítima. Por supuesto, Londres se niega a devolver el enclave, afirmando que debe proteger los intereses de los ciudadanos británicos en el peñón, mientras que por su parte España retruca diciendo... Así se han pasado décadas.

Por otro lado, España conserva dos enclaves equivalentes en las costas marroquíes, Ceuta y Melilla, que sobrevivieron al proceso de descolonización; por decirlo de algún modo, en la vereda de enfrente. En este caso los roles y los argumentos están perfectamente invertidos: el gobierno español usa los argumentos británicos; mientras que Marruecos reclama por los enclaves en términos equivalentes a los españoles por Gibraltar.

Si Ceuta y Melilla son territorio español, el viaje de los reyes no debería despertar escándalo alguno. De hecho, dadas las conocidas pasiones anti-nacionalistas del Coronel, el reclamo nacionalista marroquí lo incomoda en medida no menor. Pero qué difícil es sostener ambos argumentos al mismo tiempo...

O no, Zarandillo, ¿a vos qué te parece?

viernes, noviembre 02, 2007

Hay gabinetes y gabinetes

Superado el momento electoral, ahora llega el momento de armar el gabinete y alrededor de la Señora Presidente se escuchan nombres muchos. Pero llama la atención esta declaración de un ilustre pingüino:

“Está preparando un gabinete de lujo”, dijo esta semana el titular de la SIDE, Héctor Icazuriaga, uno de los pocos que conoce las incorporaciones que prevé la presidenta electa, según da cuenta Página/12.

Por lo que la declaración deja entrever, parece que estos cuatro años gobernaron con un gabinete más o menos, sin brillo alguno, básicamente formado por un rejunte de impresentables, de los cuales Icazuriaga se supone que es uno.

Y, bue, parece que es el cambio dentro del cambio, la revolución en la revolución, o algo así. Parece que lo anterior fue para calentar motores, que la cosa seria empieza ahora. Qué lo parió...

jueves, noviembre 01, 2007

Aureliano Buendia hot-line



Muchos años atrás, un querido líder popular, Lázaro Cárdenas, habilitó una hora semanal en que todo mexicano, cualquiera fuera su color o condición social, podían gratuitamente dirigirle telegramas, por medio de los cuales le hacían llegar sus preocupaciones, sus reclamos, sus inquietudes. Esos telegramas eran para todos los mexicanos de a pie su conexión directa con el líder en el poder, su oportunidad de ser escuchados.

Visto el creciente interés de los lectores por contactarse con el Coronel y las dificultades que para muchos supone acercarse hasta la Selva Lacandona, inspirados en el ejemplo del Tata Cárdenas, inauguramos una dirección oficial de contacto: cieloxasalto@gmail.com.

Nadie asegura que el Coronel responda uno a uno todos los mensajes. En ocasiones la agenda revolucionaria impide tal cosa. Sin embargo, esta será una vía para que todos, sin importar su credo o condición, hagan llegar sus preocupaciones. El Coronel escuchará, uno a uno, a todos sus hombres.

Autoridades de mesa


No caben dudas: algunas obligaciones ciudadanas son bastante rompe huevos. Pero, bue, qué se le va a hacer. La opción es bastante peor. El Coronel prefiere cada tanto perderse un domingo.

Fea la actitud

En la edición digital de Página/12 puede verse la noticia que pegamos justo aquí abajo:

Ginés González no descarta ceder su banca porteña a Juan Cabandie

¿Otro nieto recuperado al legislativo?

El ministro de Salud, Ginés González García, no descartó hoy la eventual cesión de su banca de legislador porteño a Juan Cabandié, el joven hijo de desaparecidos nacido dentro de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). El ministro aseguró que de todas maneras va a seguir trabajando "en el proyecto de Cristina Fernández".

Ginés es probablemente el ministro de este gobierno que más aprecio le genera al Coronel. Sin embargo, con esto cayó muy bajo al ignorar el deseo de los votantes de esta forma tan pero tan poco elegante. Ginés, querido, al menos te hubieras tomado la molestia de asumir en diciembre...

Y ese enfundarlo en términos de reivindicación de los desaparecidos por parte de los medios orgánicos es un asco. Y digo asco porque no encuentro otro término para calificar tamaña forma de bastardear una causa de nobleza indudable, tal como la lucha por la identidad de las víctimas del terror, para tapar estas pequeñas tramoyas de la política cotidiana.

miércoles, octubre 31, 2007

Ninguneo


Un poco más sobre las elecciones del domingo. Una elección presidencial creo que vale suficiente como para dedicar algunos posteos a comentar muchas cosas.

La imagen con la que abrimos el posteo fue la portada del diario Clarín del lunes pasado. Para ser francos, cuando la vi me sorprendió, porque tamaño ninguneo lo hubiera esperado de otros medios, pero no del gran diario argentino. La portada es como decir "por poquito", como decir "casi hay segunda vuelta, ganaron por un puñado de votos", para lo cual además tomaron el número más conveniente de los proporcionados: el resultado real fue 45%, pero ellos se dieron el gusto de poner ese 43.

Evidentemente en la trastienda del poder se jugaron cosas que uno no ve. De otra forma esto no se explica. No, no, no se explica de otra forma.

martes, octubre 30, 2007

Se va, se va y nunca volverá

Lo hemos dicho antes: todas las desventuras políticas del Sr. Blumberg, lo reconozco, me arrancan una sonrisa, a veces menos, pero nunca menos que una mueca de satisfacción y cierto brillo en los ojos.

El pasado domingo la candidatura a gobernador del máximo exponente del pensamiento represivo y metebala de los últimos tiempos alcanzó un misérrimo 1.28% de los votos en la provincia de Buenos Aires. Apenas unas 84 mil personas estuvieron dispuestas a acompañar a este pequeño Le Pen bonaerense y su discurso derechista incombustible, que no asume el respeto a los Derechos Humanos como una causa justa sino como un costo y que representa a las ideas más represivas en materia de seguridad.

Si a esto sumamos que Patti obtuvo un 2.48% y que Rico no fue capaz de imponer a su pollo en San Miguel, el electorado facho parece estar en crisis.

Mozo, la próxima ronda la invita el Coronel, que tenemos algo por lo que brindar...

El Bulldog y el Escorpión


Segundo posteo post-electoral, en este caso para deternernos ante los restos mortales de alguien que supo atraer a uno de cada cinco votantes argentinos hace apenas cuatro años y el domingo a duras penas cosechó un magro (magrísimo) 1.45% de los votos. Don Ricardo Hipólito reunió unos 264 mil y pico de votos, con su previsible mejor registro en la Capital Federal (3.95%). Y, en consecuencia, quedó detrás de Pino Solanas y Jorge Sobisch. Honestamente, no estoy seguro si la palabra "fracaso" alcanza para describir tamaña capacidad de dilapidar votos.

¿Cómo explicarlo? Don Ricardo Hipólito había alcanzado una performance notable para un partido de centro-derecha liberal en las elecciones presidenciales de 2003, cuando alcanzó un tercer lugar no demasiado distante del segundo puesto (y, a la postre, ganador). Sin embargo, nunca se está más cerca de la decadencia como cuando se ha alcanzado el esplendor y ese día marcó un punto de inflexión irreversible:

a.) el extraño calendario electoral de aquel año, donde el adelantamiento de la fecha evitó la concurrencia electoral, le impidió que su performance presidencial se trasladara a las elecciones legislativas; es decir, el presidencialismo argentino mostró su rostro más winner-takes-all, haciendo honor al profesor Linz;

b.) cometiendo un error estratégico colosal, con el resultado presidencial aún caliente, tomó la decisión de no encabezar ninguna boleta legislativa, dejando disponible a una importante masa de votantes;

c.) aprendida la lección de 2003, en las últimas elecciones legislativas cayó en la cuenta que para liderar la oposición necesitaba acumular recursos institucionales, pero como los economistas jamás leen a Duverger, tomó una apuesta equivocada: competir por una senaduría en la provincia de Buenos Aires, con todos las implicancias que las competencias mayoritarias tienen para los partidos chicos, en el momento en que el peronismo bonaerense estaba librando la madre de todas las batallas entre el duhaldismo y el kirchnerismo; es decir, la cuesta más empinada en el distrito equivocado en el momento menos oportuno; y,

d.) por último, confió en Macri, reviviendo la fábula del Escorpión y la Rana: cuando el escorpión le pidió a la rana que lo cruce al otro lado del río, la rana confió en alguien que no podía hacer otra cosa que traicionarlo.

El último tren lo perdió en su frustrado acuerdo con Carrió, que le hubiera permitido colocarse en una posición expectable en una boleta con posibilidades reales. En lugar de eso optó por confiar, una vez más, en un socio con una estructura de prioridades por completo incompatible, más preocupado por minimizar cualquier desgaste que en construir una opción más allá de los bordes de la ciudad. Largo tiempo atrás, aquí y aquí, decíamos que el macrismo era apenas una expresión de vecinalismo, que disimula su carácter específico porque es vecinalismo en un distrito grande (no es lo mismo ser vecinalista en Trenque Lauquen), en el que además están asentados todos los medios de comunicación de alcance nacional.

En esa lógica vecinalista, lo racional es desprederse de cualquier figura que pueda generar desgastes innecesarios, de la misma manera que se deshizo de Blumberg con el affaire del título. Y, esquivando charcos, no vaya a ser que nos embarremos los zapatitos blancos, el macrismo dilapidó al menos medio millón de votos en su distrito estrella: no pudo sacar ni siquiera la senaduría por la minoría, cuando ayer nomás eran los dueños de la parada. En fin, se vé que mejor no polemizar mucho con los Kirchner, mejor no levantar mucho polvo, que en pocos días agarramos el gobierno porteño y vamos a tener que convivir durante cuatro años.

En política, como en otro terreno, se pueden cometer errores. Pero no tantos. Ni tan estúpidos. Último episodio de la historia de Don Ricardo Hipólito. This is the end. My only friend, the end.


Navidades maradonianas


Como cada 30 de octubre, un montón de locos lindos se congregan a celebrar la Navidad maradoniana.

Incluso uno recibe invitaciones a la

6ta Cena de la Navidad MARADONIANA año 47 D.D

Maradoniano:

Te informamos que ya están a la venta, las entradas para la tradicional Cena de la Navidad Maradoniana, el día lunes 29 de octubre a las 21hs en CLUB LELOIR


[...]

También celebraremos un Casamiento Maradoniano y los 10 años del retiro de Diego en forma oficial del fútbol 1997.

Expresión de pagana idolatría, muestra de adoración popular por sus héroes más caros, ominosa burla hacia las religiones oficiales. O, quizás, payasada colectiva.

El Coronel no sabe muy bien qué pensar frente a este asunto. Pero, ante la duda, el Coronel hace un alto en el análisis electoral y le desea Feliz Navidad a todos los maradonianos.

lunes, octubre 29, 2007

Cantinero, marche otra ronda


Algunas notas con los números puestos

A pesar de las letanías de algunos, las urnas arrojaron un resultado contundente: la mitad de los argentinos votaron por otros cuatro años del kirchnerismo en el poder. La otra mitad se descompuso en una multitud de opciones que, en algunos casos, ni siquiera eran demasiado opositoras.

La composición regional del voto es también contundente: CFK ganó en 21 sobre 24 distritos, lo que indica que la supresión del Colegio Electoral en 1994, contrariamente a los argumentos esgrimidos por los representantes de las provincias más chicas en la Convención, no obró una elección presidencial donde cuatro o cinco distritos urbanos eligen un mandatario contra la opinión de las restantes provincias. En algunas provincias, la formula kirchnerista se alzó con una cantidad de votos dificil de repetir: 77.9% en Santiago del Estero, 74,4% en Salta y 72.3% en Formosa, frente a los cuales incluso los resultados alcanzados en el pago chico (Santa Cruz, 67.9%) parecen poquita cosa.

Varios meses atrás decíamos que la idea de un kirchnerismo cayéndose a pedazos no era otra cosa que "el producto del micro-clima opositor, perceptible si uno camina por las calles de Recoleta, Palermo y demás barrios de gente bien". Y los resultados dieron una prueba aplastante de que ni siquiera se puede hablar de declinación. En mi barrio a esto le dicen paliza, en otros ambientes por menos que esto un técnico tira la toalla.

A esto se suma una victoria demoledora en las elecciones legislativas que, ayudadas por la conveniente sobre-representación de los distritos chicos legada por Bignone, deja en manos del peronismo una bancada con mayoría propia en Diputados, a la que se pueden sumar una treintena de aliados (o filo-kirchneristas); además conserva intactos sus 2/3 en el Senado. Siguiendo a Riker, uno esperaría que esa super-coalición nunca será reunida dado que sería demasiado costoso sostenerla; más racional sería, por el contrario, gobernar con la mínima coalición ganadora. Ahora bien, un premio excepcional puede facilitar alcanzar pagos* excepcionales para todos los participantes y los números en ambas cámaras dejan al alcance de la mano decisiones con mayorías agravadas: el Coronel no pronostica ninguna reforma constitucional pero sí dice que están dadas las condiciones políticas.

Saber ganar

Ahora bien, después de tamaña victoria tanto en la elección presidencial como en las concurrentes elecciones legislativas, uno supondría que la circunstancia llamaba a una construcción política un poco más generosa que la que sugiere alguien cuando a primera hora del día sale a criticar a la capacidad de los votantes porteños. Esto trae inmediatamente a la memoria la reacción de Filmus tras la segunda vuelta con Macri: a él lo habían votado los sectores pensantes del electorado y, por descarte, a su oponente los no pensantes.

Pero, tal como decíamos tras la derrota de aquel día, el problema en el distrito no es tanto el comportamiento no-pensante de los porteños o la perniciosa influencia de la prensa, sino un armador político que no está a la altura de las circunstancias. Aunque él prefiera echarle la culpa al autismo porteño, Mr. Fernández ya es el padre de un rosario de derrotas en la Ciudad: a.) Bielsa en 2005; b.) Filmus hace cuatro meses (con paliza incluida); y c.) ahora, un distante segundo lugar, mientras llueven votos kirchneristas a lo largo y ancho del país.

No obstante, vamos a hacer una concesión en favor del armador y digamos que el problema puede ser más amplio: los resultados de CFK fueron comparativamente magros en varios distritos urbanos, no sólo en la Ciudad de Buenos Aires. Acá hace falta más evidencia empírica, pero mientras esperamos que en cualquier momento el Criador postee algo, digamos que todo parece sugerir un voto más cercano a las características históricas del peronismo, basado en sectores populares en las áreas urbanas y el apoyo de los sobre-representados distritos periféricos. Es decir, la tesis de Mora y Llorente sigue ahí y del proyecto transversal ni noticias.

El peronismo como opción (casi) única

La oportunidad de derrotar al peronismo en una elección presidencial, dada la especial geografía electoral argentina, depende de la presencia de dos formulas competitivas en la ciudad de Buenos Aires toda (CBA + conurbano) y, por supuesto, que una de ellas sea no-peronista. Esto puede ser de perogruyo: la única derrota peronista en una presidencial en veinte años fue la única ocasión en que enfrentó a una fórmula capaz de alcanzar una satisfactoria (en realidad, diría magnífica) performance en esta región, tal como la Alianza en el '99.

Sin embargo, el problema es que para construir una coalición política capaz de gobernar se requiere no sólo de un eficaz aparato político en el área matropolitana de Buenos Aires, sino también un aparato capaz de construir poder institucional en las provincias. Y esta fue la gran tragedia de la Alianza: leyó la elección de ese año como una victoria cuando, en el mejor de los casos, fue un empate.

Ahora bien, nada indica que ambas condiciones se conjuguen mutuamente, sino que en ocasiones pueden ser entre sí contradictorias. Es decir, quizás la estrategia para ganar en un terreno sea inadecuada para ganar en el segundo. Y, en este dilema, la única maquinaria disponible para tal operación es la multifacética y versátil estructura peronista. En última instancia, el sentido principal del voto es formar un gobierno a la vez representativo y eficaz.

(*) El término pagos se usa en el sentido habitual en rational choice y no necesariamente hace referencia a pago de sobornos o al intercambio de cualquier otro recurso ilícito o turbio. Por supuesto, tal cosa no se descarta, pero no descartarla no es lo mismo que afirmarla.