viernes, mayo 09, 2008

Aguantar los trapos


Cierre los ojos. Imagine que un estadista, digamos un Konrad Adenauer o un Julio A. Roca, enfrenta una honda crisis política. Imagine que, reunido con su equipo de trabajo, decide afrontar la situación y dirigirse públicamente a las partes en conflicto. Entonces sale ante el público y dice: "Tengo aguante".

Esta retórica del aguante, como una barra que aguanta los trapos, quizás está bien para la popular, pero ¿no parece poco para un/a jefe de Estado? ¿Uno no esperaría que, más que aguantar, articulara respuestas? ¿O sólo queda margen para el aguante?

A ver quién le alcanza una coca con whisky a Charly, por favor...

4 comentarios:

Zabalita dijo...

Che, son ideas mías o Cris está adoptando un estilo "Pomelo" con sus últimas declaraciones? Mañana quien sabe que le dirá al campo y terminará espetándoles un "rocanrolll nnnena"

Lucas Carrasco dijo...

Che, pero las dijo en Jujuz y para una tribuna compuesta por el movimiento Tupac Kamarú.

Saludos.

Aureliano Buendía dijo...

Lucas: Eso me hace acordar a cuando Redrado o Prat Gay, como presidentes del Central, hicieron declaraciones en una presentación en una universidad en Londres o Tel Aviv (poco importa) y cuando lo dicho llegaba a los medios, ellos remitían al "contexto" como explicación.

En política lo que se dice importa y cuando quien lo dice es el presidente de la Nación, además llega a todos lados. No tiene 12 años, no es una novata de la política como para no saberlo.

Por otro lado, este discurso simplista no se explica por su audiencia presente, sino más bien porque el gobierno se encuentra atascado, políticamente perdido y sin respuestas. ¿O usted tiene otras explicaciones?

Aureliano Buendía dijo...

A todo esto, Lucas, no dijiste nada del posteo sobre Bolivia. Y eso que lo escribí después de leer el tuyo sobre el tema; no voy a decir como respuesta, porque sería falso, pero usted propuso la agenda.