sábado, junio 07, 2008

La chica de la tapa



Hace días nomás Noticias publicaba esta portada. El kirchnerismo, que se presentaba como una fuerza indetenible, parecía vivir una idílica relación con el medio más importante del país. La extensión de licencias o autorización de fusiones que generan oligopolios evidentes no son más que ejemplos de una relación muy, digamos, afectuosa. Pero nada está más cerca del odio como el amor.

Sin embargo, nada es eterno. Parecen haber pasado ya miles de años de aquella fogosa campaña del kirchnerismo contra el Grupo Clarín. Sin embargo, ya no se habla de una pluma mercenaria y obviamente tendenciosa, ni nos acordamos de aquellos carteles que decoraron los discursos presidenciales o de esos otros afiches que empapelaron Buenos Aires.

Tal como notaba Carrasco una mañana, las portadas de Clarín perdieron vigor anti-kirchnerista. Los días siguientes continuaron mostrando tapas amables, paralelas a decrecientes menciones oficiales. ¡Qué pasó muchachos! ¿Clarín no era tan malo o arreglamos tras bambalinas?

Ningún amigo es suficientemente amigo como para no poder ser enemigo; ni ningún enemigo es suficientemente enemigo como para no poder ser amigo. Así es la política, mis amigos.

En cualquier caso hay que reconocerle al kirchnerismo que a nosotros también nos gusta una prensa amigable, una prensa que nos tira buena onda como ese título contundente que abre el post. A la niña de la foto le dejamos un mensaje:

Marcela, no tenemos ni fama ni glamour. Sólo podemos prometerte una aventura que jamás vas a olvidar.

Pensar que en una época en este blog se hablaba sólo de política...

[Portada escaneada, acá]

1 comentario:

Julián dijo...

Con esa foto la capacidad de usar la razón se anla y no me qeuda más que adherir al comunicado final.

Marcela acá también te recibimos con los brazos abiertos