sábado, agosto 30, 2008

Silencio atroz


Casi una década atrás, en una tarde de noviembre, los rosarinos instituyeron el Día Internacional del Abandono, en conmemoración del día en que la lepra, perdiendo 4-0, se retiró de la cancha, para evitar seguir recibiendo goles. El técnico canalla era Miguel Russo, hoy en el banco de San Lorenzo.

A la espera del partido de mañana, aprovechamos para revivir aquella noche más reciente en que, bajo un "silencio atroz" (Ahumada dixit), se instituyó el Día Internacional del Arrugue, en conmemoración del vendehumismo del Cholo y la estirpe gallinacea de River.

Quiz dominical. ¿Cuántos minutos tardan en reembolsarle a Falcao la mala leche adeudada desde aquella noche? ¿Quién se encarga de hacer el reembolso?

Dejen sus respuestas en los comments. Quienes acierten se hacen acreedores de un llaverito con la efigie del Coronel (merchandising oficial del blog).

8 comentarios:

Julián dijo...

Mañana vamos con mi viejo. Le vamos a dedicar los goles del Millo a usted

El ganador se lleva el premio al más amargo

¡Saludos!

Aureliano Buendía dijo...

Julián: Podrán ganar, de hecho es muy probable que lo hagan, teniendo en cuenta los antecedentes históricos de indisputable paternidad en estos clásicos. Pero dedique, que el gaste es la sal del fútbol.

Pero lo que pasó aquella noche quedó grabado a fuego en la memoria futbolística de unos y otros. Cuando tus hijos y nietos te pregunten porqué les dicen gallinas, vas a tener que relatarle los hechos de ese día.

¿No vas a arriesgar sobre el quiz? Yo creo que va a ser hacia el final del PT y lo reembolsan el Chaco Torres o el propio Méndez. Para el que se cargue un ligamento de Falcao también hay llaverito y además una remera autografiada.

Anónimo dijo...

Buenos Aires, abril-junio de 1972
Trácense las líneas generales como una narración de Borges.
El dictador es derrocado y más de la mitad del pueblo se alegra d,e ello. El dictador había llenado las cárceles y vaciado la tesorería. Al igual que muchos dictadores, no había empezado mal. Quería engrandecer su país. Pero él no era un gran hombre; y quizás no era posible engrandecer el país. Transcurren diecisiete años. El país sigue sin grandes hombres; la tesorería sigue vacía; y el pueblo se encuentra al borde de la desesperación. Empieza a recordar que el dictador tenía una visión de la grandeza del país y que era un hombre fuerte; empieza a recordar que había dado mucho a los pobres. El dictador está en el exilio. Comienza la agitación popular para que vuelva. Ahora el dictador es muy viejo. Pero el pueblo recuerda también a la esposa del dictador. Ella amaba a los pobres y odiaba a los ricos, y era joven y hermosa. Y ha seguido siéndolo, porque murió joven, en plena dictadura. Y, milagrosamente, su cuerpo no se ha descompuesto. ~
“Esa",. dijo Borges, «es una historia que yo nunca podría escribir».

Anónimo dijo...

danos por favor una mano, somos un grupo de jovenes que recien inicia un blog y queriamos saber si podias ponerlo en tu blog para publicitarlo y que lo vean.
uninstanteenlapatria.blogspot.com

Aureliano Buendía dijo...

Anónimo 23:01: Ah, mire usted.

Anónimo(s) 23:07: Suerte con el emprendimiento.

Saludos

PELICUERVO dijo...

Es la primera vez que participo de tu calificado Blog... para adherir al Silencio Atroz...
al 8 M fantástico que no podrán olvidar...
gracias por el ida y vuelta.
PELICUERVO

Aureliano Buendía dijo...

pelicuervo: sin duda, esto no es nada al lado de lo que vos tenés montado tu blog.

gracias por pasar.

abrazo.

Aureliano Buendía dijo...

No me quiero enganchar en la polémica por la entrada de Méndez. Sólo digo que, como vemos acá, lo visto el domingo fue poca cosa.